A veces creemos que la creatividad es un don distintivo de personas que trabajan en sectores muy concretos; incluso, antiguamente, se pensaba que hacía “diferente” a la persona; algunos incluso, creen que es una habilidad misteriosa que sólo toca a unos pocos elegidos.

Nada más lejos de la verdad.

La creatividad es un recurso que todos llevamos dentro. Lo que nos diferencia, no es tenerlo; es usarlo.

La creatividad, como toda habilidad, tiene sus matices. Hay personas que en su día a día, no ven la necesidad de cambiar, modificar o imaginar algo diferente. No se trata de que no sean creativas; se trata de que no le ven una necesidad a trabajarla; Otras, son sumamente creativas: su trabajo, su pasión, su vida gira alrededor del uso cotidiano de esta habilidad, de su mejora y desarrollo; Por último, y no menos importante, son hombres y mujeres que, viviendo una necesidad inminente, a veces cruda, han conectado directamente con ese recurso, para lograr su objetivo. Tal vez, no sabían que poseían esta posibilidad, pero se dejaron llevar por una corazonada y lograron su deseo, algo nuevo. ¡Bravo por ellos!

Somos creativos en la medida que lo necesitamos. Somos creativos en la medida en que nos permitimos serlo. Muchas personas que buscan una chispa distinta cuando se jubilan, al enviudar o separarse, cuando sus hijos se hacen grandes y se independizan, mujeres que ven que necesitan un hobby en el poco tiempo libre que les queda, personas que de pronto se ven en paro, o con un cambio radical de su profesión, niños hiperactivos que  buscan, sin saberlo, una motivación… ¡Hay tantas posibilidades!

Sólo necesitamos esa chispa para que prenda nuestra curiosidad o el deseo de explorar.

No necesariamente tenemos que ser un as o el mejor del mundo para que nos reconozcan la creatividad. Basta con encontrar soluciones diferentes a nuestro día cotidiano, darle un color distinto a nuestro trabajo, sorprender con pequeños gestos a los que nos rodean o encontrar un “punto de juego”, aquello que nos apasiona, en la vida.

¿Cuándo somos creativos? Cuando reconocemos las habilidades que poseemos para salir del paso. Cuando encontramos respuestas diferentes. Cuando visualizamos que, aquello que está en nuestra mente, es real y puede funcionar.

Hoy en día, todo está hecho; no existe nada nuevo: las ideas, situaciones, temas, productos… Piénsalo bien. Todo está ya creado. Lo que nos sorprende ¡Es lo que se trata diferente! Las mismas ideas, situaciones, temas o productos, ya existían; pero alguien pensó en ellos bajo otra perspectiva. Pongo el ejemplo de las servilletas en rollo: las servilletas de mesa ya existían, de papel, de tela… Hasta que alguien, seguramente en su casa y rodeado de niños, se fijó en lo cómodo que serían tener esas servilletas en rollo (El de la idea, seguro que ahora vive como un rey) ¿Porqué no íbamos a poder dar una respuesta con otro prisma nosotros? Lo único que necesitamos es confiar en nosotros mismos.

Recuerdo hace tiempo en el trabajo (trabajo en la Orquesta Filarmónica de Gran Canaria), una compañera iba al concierto. Llevaba un traje de gasa, que sin saber cómo, tenía el vuelto deshecho en un lado. Al ser largo, se le trababa al caminar. Me preguntó si tenía un imperdible (que casi siempre llevo encima). Sin embargo, esa tarde había cambiado de bolso y lo había dejado en casa. Mirando a nuestro alrededor, vimos un bote con clips. Nos miramos, y sobre la marcha, utilizamos dos o tres: Los abrimos, trabamos el tejido, los cerramos… ¡Y funcionó! Al menos, durante lo que duró el concierto.

¡Eso es la creatividad! Sencillamente, encontrar soluciones diferentes que permitan que puedas seguir tu camino, tus proyectos, tus ideales o tus sueños. Haz un pequeño ejercicio y podrás verlo tú mismo. Durante los próximos días, atiende a cómo solucionas pequeñas dificultades. Alégrate cada vez que lo consigas, e incluso, de vez en cuando, regálate algún pequeño detalle para celebrarlo; con el tiempo se hará un hábito.

El grado al que llegues a ser creativo, es sólo el límite que tú te impongas.

Imagen: Clips, by JorgeMirandaCREATIVO.com

Imagen: Clips, by Jorge Miranda CREATIVO